Blog

Tres Pies al Gato / El arte de escribir  / ¿En qué consiste el trabajo de un lector profesional?
lector-profesional

¿En qué consiste el trabajo de un lector profesional?

Cuando hablo con personas que no pertenecen al mundo editorial y les cuento que soy lectora profesional, me miran con cara de extrañeza y me preguntan, ¿te pagan por leer? Sí, me pagan por leer en cualquier parte del planeta. La figura del lector profesional es muy importante en el ámbito de las editoriales y agencias literarias porque sirve de filtro entre el manuscrito del autor y el editor o agente. Pero, ¿en qué consiste el trabajo de un lector profesional?

¿Quién es el lector profesional?

Es la persona que lee con criterio literario y comercial el borrador de un libro y valora si es apto para ser publicado, en base a una serie de parámetros establecidos en un informe de lectura. Fuera del mundo editorial es una figura muy desconocida.

El proceso sería el siguiente: El autor termina de escribir su manuscrito y lo envía a una editorial o a su agente. Ellos son los que deciden que debe ser leído por un lector externo que valore los puntos débiles y fuertes de la obra. 

El informe de lectura es el documento que elabora el lector después de haber leído el contenido. Recoge facetas como la sinopsis, las impresiones y la valoración personal del lector, la revisión de la estructura, los personajes, la temática, el estilo y el tono… así como las posibles editoriales en las que podría encajar (en el caso de una agencia literaria), el género, el público objetivo al que podría ir dirigida y una puntuación numérica (del 0 a 10), literaria y comercial.

¿Qué formación tiene un lector profesional?

Normalmente, los lectores trabajan como freelance para editoriales, agencias literarias o autores/as que contactan directamente con ellos. Suelen venir del mundo de las letras (filólogos, periodistas,…) y tienen formación a través de escuelas online, master de edición, doctorados de literatura… Aunque más importante que una titulación oficial, lo que se valora en un lector a la hora de trabajar es su bagaje de lecturas y su experiencia en el mundo editorial. Hay que haber leído mucho, muchísimo, y te tiene que gustar horrores la literatura, para saber si un manuscrito tiene el valor literario y comercial como para ser publicado.

Si tienes un borrador de novela o cualquier otra tipología de libro guardado en una carpeta de tu ordenador (o mejor aún, en un cajón de tu escritorio) y no sabes qué hacer con ello, lo más práctico para salir de dudas es dárselo a un profesional y testarlo. Quién sabe, igual se convierte en el próximo bestseller.

Aquí tienes más información sobre nuestro servicio de lectura profesional.

2 Comments

  • Raúl Febrer Torres

    ¿Qué cursos me recomendarías para convertirme en lector profesional?

    29/10/2020 at 8:41 am

Deja un comentario